Pocos cumplen con la verificación vehicular en Puebla: Inician las sanciones por no realizar el trámite a tiempo


 Local

Luego de nueve meses y medio, dos prórrogas y el abarrotamiento de verificentros de vehículos, con el mes de julio concluyó la primera etapa del programa de verificación vehicular, por lo que, a partir de este día, quienes hayan incumplido con este trámite se harán acreedores a multas.

Para aquellos automovilistas que debieron verificar durante la primera mitad del año y que quieran regularizarse de manera voluntaria, tendrán que pagar 311 pesos y para ello necesitan ingresar a la página electrónica de la Secretaría de Planeación y Finanzas https://spf.puebla.gob.mx/, donde se genera la ficha de depósito. Contarán con 30 días para acudir a un centro de verificación a realizar la prueba, donde pagarán 628 pesos, es decir que los poblanos desembolsarán 939.22 pesos.

Con esta nueva etapa, la Secretaría de Seguridad Pública implementará agentes ambientales, quienes a partir de hoy ejecutarán operativos en las diferentes vialidades del estado, por lo que en caso de identificar un vehículo que no llevó a cabo este procedimiento será sancionado hasta por 2 mil pesos.

Durante estos meses, del 24 de octubre al corte del 25 de julio, un total de 630 mil automotores realizaron su trámite ecológico, del total de un millón 100 mil unidades estimadas. A partir de hoy y hasta el 31 de diciembre, este global deberá de verificar según el calendario.

Este proceso se hará de la siguiente manera: en agosto y septiembre tendrán que hacer la revisión los automóviles con engomado amarillo y rosa o con los últimos dígitos de sus placas 5, 6, 7 y 8.

Igualmente, en septiembre y octubre tocará el turno de aquellos automotores que tengan terminación de placas 3 y 4, o en todo caso cuenten con engomado color rojo. En octubre y noviembre los coches que tendrán que efectuar este proceso serán los que tengan engomado verde o terminación de placas 1 y 2.

Mientras que en noviembre y diciembre los automóviles con engomado azul o últimos dígitos de placa de circulación 9 y 0 tendrán que pasar por este proceso en alguno de los verificentros que hay en la entidad.

Esta segunda etapa será de cinco meses, por lo que representa un reto verificar un millón 100 mil vehículos en alrededor de 80 líneas de 20 verificentros, ya que, de manera hipotética, se requerirá que un carro pase por estas pruebas en un tiempo no mayor a ocho minutos para pasar 106.58 unidades diarias. Lo anterior de suponerse una jornada de 12 horas por seis días a la semana, sin contar días feriados, lo que representa un total de 129 días en lo que resta del año.

Durante este tiempo los poblanos deberán realizar la revisión ambiental en tiempo y forma, ya que de lo contrario ocurrirá lo que se observó en este primer semestre, donde hubo poca participación en los primeros meses y diversos descontentos de los ciudadanos.

Cabe recordar que tras dos años de frenar estas revisiones, el 24 de octubre del año pasado se retomaron, a fin de reducir las emisiones contaminantes en el ambiente, por lo que se esperaba que en un primer momento, 36 mil 189 taxis, unidades del transporte público y plataformas ejecutivas arrancaran con la verificación en 16 verificentros. Posteriormente, en enero de este 2023, los automóviles particulares empezaron estas pruebas que tenían como fecha límite el 30 de junio.

Debido a la poca participación de los conductores se anunció una prórroga para el servicio de transporte hasta el primer semestre de 2023, así como se modificaron los horarios en varias ocasiones para ampliar la atención.

Sin embargo, las disconformidades no se hicieron esperar por parte de los usuarios, pues durante estos meses hubo más de cinco manifestaciones en contra de la verificación vehicular, ya que acusaron, lastimaba los bolsillos de los poblanos luego de la pandemia de coronavirus, donde hubo una crisis económica.

En reiteradas ocasiones los inconformes llegaron al Congreso del Estado y a la sede del ejecutivo estatal en el Barrio del Alto, con el objetivo de que esta revisión se suspendiera, no obstante, no hubo respuesta.

A esto se sumó que a través de las redes sociales se ofertaron los hologramas sin tener que pasar la verificación, estos tenían un costo de mil 200 pesos en adelante, ante esto, la titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, Beatriz Manrique Guevara, aseguró que se trataba de fraudes, por lo que llamó a no confiar en dichas ofertas.

Las largas filas se observaron en los últimos días de junio, debido a que se suponía que vencía el plazo para este procedimiento sin multa, no obstante, luego de anunciar una nueva prórroga bajó la afluencia, pero de nueva cuenta a unos días de vencer el periodo sin multas del 31 de julio, se volvió a observar esta situación.

Durante nueve meses operaron 16 centros de verificación, y fue hasta el 11 de julio cuando se sumaron cuatro más para dar cobertura a Puebla, Xicotepec, Amozoc, Atlixco, Huejotzingo, Atlixco, San Andrés Cholula, San Martín Texmelucan y Tehuacán.

Lo anterior, pareció no ser suficiente, ya que según relataron varios usuarios, viajaron del interior del estado para realizar la revisión, se formaron desde antes de las 7:00 horas, y esperaron durante un largo tiempo para poder pasar. En tanto que, otros señalaron que no había citas, acudieron y les negaron la atención, así como reportaron que no había turnos desde hace varios días, lo que complicó efectuar este procedimiento.

Fuente: El Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Lluvias

centered image