Presidente del Congreso defiende integridad del precandidato ante acusaciones de presiones políticas


 Local

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Eduardo Castillo López, señaló que su compañero, Néstor Camarillo Medina, tiene la obligación de comprobar las presuntas amenazas que recibieron los cinco diputados locales que renunciaron a la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por parte del senador Alejandro Armenta Mier.

El líder del Congreso local salió en defensa del precandidato a la gubernatura de Puebla de la alianza “Sigamos Haciendo Historia”, al declarar que es un perfil que se rige por medio de la legalidad, con respeto a líderes y perfiles partidistas.

“Quién acusa tiene el derecho también de comprobar, así en ese escenario, pero yo no veo ni escucho eso, al contrario, he escuchado mucho respeto del senador Alejandro Armenta Mier, les ha dado respeto a las autoridades municipales, los líderes, pero lamento el comentario”, comentó.

Lo anterior después de que Néstor Camarillo, diputado local del PRI, acusó al Senador de la República por presuntamente presionar a los legisladores para renunciar a la fracción parlamentaria.

De igual forma, señaló que sigue sin definirse si contenderá en la elección del 2 de junio y mencionó que no está obsesionado con el poder.

En temas legislativos, señaló que el próximo viernes acudirá a la construcción de la nueva sede del Congreso local para supervisar los avances de la nueva sede que se construye en la zona de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe.

La cita está programada antes del medio día e irá acompañado de los legisladores locales que quieran sumarse.

Eduardo Castillo señaló que, en el último informe brindado, asentó que la edificación tiene un avance del 40 por ciento. Respecto a las recientes manifestaciones por supuestas faltas de pagos, señaló que ellos no están inmersos en el tema.

Fuente: El Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Lluvias

centered image