Arrancan campañas por gubernatura en Puebla con músculo y propuestas


 Política

Alejandro Armenta, de la coalición Sigamos Haciendo Historia; Eduardo Rivera, de Mejor Rumbo para Puebla, y Fernando Morales, de Movimiento Ciudadano, arrancaron campañas por la gubernatura y dejaron claro desde el primer día quiénes son los únicos dos candidatos que tienen posibilidades de aspirar al puesto más relevante de la administración pública local. El emecista quedó fuera desde el comienzo.

Armenta y Rivera mostraron músculo con mítines masivos, de más de 20 mil personas, según cifras de los equipos de campaña, en los que lograron el cobijo de las candidatas presidenciales.

Con el morenista estuvo Claudia Sheinbaum en Izúcar de Matamoros, la tierra natal del candidato, y con el panista hizo lo propio Xóchitl Gálvez en la plaza de la Victoria, un punto representativo para el partido blanquiazul en las últimas contiendas.

Antes del acto en la mixteca, Alejandro Armenta encabezó un mitin en el zócalo de Puebla en los primeros minutos del domingo. Ahí ofreció coordinarse con los demás niveles de gobierno para proteger a los ciudadanos de la inseguridad. Adelantó también que en próximos días presentará sus 100 compromisos.

Desde los fuertes, Rivera por su parte mandó un mensaje a sus rivales: “Hasta el adversario más poderoso puede ser derrotado”, además de exponer 10 ejes de gobierno que pondrá en marcha en caso de ganar la contienda el 2 de junio.

Los candidatos al gobierno del estado estuvieron acompañados por los abanderados a la presidencia municipal de Puebla.

Con Armenta estuvo José Chedraui y con Rivera Mario Riestra, quienes después del evento de arranque hicieron actos proselitistas por separado, en la capital poblana.

En general, los diferentes candidatos a puestos de elección popular dieron el banderazo a sus actividades el día de ayer, sin que se registraron hechos de violencia o enfrentamientos derivados de las tensiones existentes en los procesos internos previos.

No hay adversario que no pueda ser derrotado: Eduardo Rivera

En la explanada de la Plaza de la Victoria, en los Fuertes de Loreto y Guadalupe de la capital poblana, Eduardo Rivera Pérez, candidato a la gubernatura de la alianza “Mejor Rumbo para Puebla”, arrancó su campaña con el cobijo de la candidata presidencial Xóchitl Gálvez Ruiz.

El abanderado a la jefatura del Ejecutivo estatal aprovechó el primer acto político de la contienda para mandar un mensaje a sus rivales: “Hasta el adversario más poderoso puede ser derrotado”, además de exponer 10 ejes de campaña que pondrá en marcha, en caso de ganar la contienda el 2 de junio, siendo el combate a la delincuencia su prioridad.

El exedil capitalino estuvo respaldado por los dirigentes estatales de los partidos que integran la colación, PAN, PRI, PRD y PSI, así como sus homólogos nacionales, también los candidatos a senadurías, diputaciones locales y federales, así como de los ayuntamientos.

10 ejes de campaña

Ante esto, el candidato expuso un plan de 10 puntos para poner en marcha en caso de llegar a Casa Aguayo, sede oficial del gobierno estatal, destacan obras, seguridad, programas de salud, educación, rehabilitación de calles, parques, apoyo al campo y créditos para los poblanos.

Rivera Pérez aprovechó para comprometer a la candidata presidencial a dotar de recursos económicos a la entidad y poner en marcha acciones en favor de las y los poblanos, pues consideró que el actual gobierno federal que encabeza López Obrador ha castigado al municipio poblano.

Al cierre de su mitin, el abanderado a la gubernatura dijo que su proyecto es plural y “caben todos aquellos que quieren trabajar con honestidad por Puebla”. Agregó que con el acompañamiento de la ciudadanía va a ganar en las urnas el próximo 2 de junio.

Armenta, cobijado por Sheinbaum, pide continuidad de la 4T

Claudia Sheinbaum resaltó que Armenta Mier es un hombre que ha dado buenos resultados, y puso de ejemplo los trabajos de conciliación al interior del estado, porque ha logrado unificar los esfuerzos de quienes buscaron una candidatura pero perdieron ante otro compañero o compañera.

En comparación con los candidatos opositores, Sheinbaum Pardo y Armenta Mier, centraron la mayoría de su discurso en la necesidad de darle una continuidad a la 4T para consolidarla. Sin embargo, la presidenciable ventiló la puesta en marcha de un agroparque para tecnificar el campo y beneficiar a los agricultores, aunque no brindó más detalles.

También proyectó esfuerzos para concretar el tren de pasajeros México-Puebla-Veracruz y la ampliación de la autopista Amozoc-Veracruz.

En entrevista tras encabezar el mitin, la presidenciable lanzó un llamado a todos los partidos políticos, para revisar detenidamente a sus perfiles y retirar candidatos que estén vinculados con el crimen organizado.

Aclaró que los abanderados de Morena pasaron por un filtro, para evitar la postulación de cuadros con los antecedentes delictivos:

“Le preguntamos tanto a la Fiscalía General de la República como a la Secretaría de Seguridad Ciudadana si es que hay algún tema o algo vinculado con algún tipo de delincuencia, si hay algo se retiran esas candidaturas, y eso deben hacer todos los partidos”, dijo.

Claudia Sheinbaum aseveró que el último reporte que recibieron fue que ninguno de sus candidatos cuenta con antecedentes penales o sospechas de alguna actividad ilícita, por lo que se encuentran limpios.

La declaración ocurrió después de que el partido político local Pactó Social de Integración (PSI) postuló a Guadalupe Martínez Gerardo, para la alcaldía de Quecholac y algunas personas señalan que es hija de Antonio Valente Martínez Fuentes, identificado como El Toñín, presunto líder huachicolero en la región.

Desangelado, así inicia Fernando Morales

Un acto desangelado marcó el día uno de la campaña de Fernando Morales Martínez, candidato a la gubernatura de Movimiento Ciudadano (MC), quien realizó una caminata al sur de la capital poblana. El candidato propuso pena de 50 años de prisión para asaltantes, pensiones para madres solteras y tratamientos de salud gratuitos para menores de edad.

Sin la presencia del dirigente nacional Dante Delgado, el candidato presidencial Jorge Álvarez Máynez y tampoco su padre Melquiades Morales, de quien “se colgó” en su spot de campaña, Fernando Morales realizó su primer mitin ayer, se trató de una breve caminata en la colonia Luis Donaldo Colosio, ubicada al sur de la capital poblana.

El legislador local con licencia estuvo acompañado de candidatos emecistas, entre ellos Rafael Cañedo, candidato a presidente municipal de Puebla, portando velas color naranja. Durante el trayecto, Morales Martínez indicó que su campaña arrancó en la “Puebla real”, con la finalidad de visibilizar la falta de servicios públicos como agua, luz y pavimentación.

Aprovechó para lanzarse contra sus adversarios políticos, al acusarlos de no escuchar las necesidades de las y los ciudadanos, por lo que afirmó que su campaña será cercana a la gente, a tal grado de apostar por perfiles con nula trayectoria política para contender por un cargo de elección popular.

“Venimos a ser solidarios. Hoy estamos en la Puebla real, no estamos en la comodidad de una computadora dando un zoom, tampoco estamos en el confort del Zócalo de Puebla con acarreados y con la parafernalia que caracteriza a la vieja política, nosotros venimos a la gente, comentó.

Después de recorrer un par de calles de la colonia, Fernando Morales emitió sus primeras propuestas de campaña en materia de seguridad, salud y género.

En el primer punto propuso 50 años de cárcel a quienes cometan atracos en diferentes modalidades, “A la chingada los rateros, en nuestro gobierno los vamos a meter 50 años, porque dicen que hay delitos de bajo y alto impacto, el delito que más nos duele es el que vayas en la combi y te roben el celular y los 50 pesos con que vas a vivir y lo que juntas en un día”, externó.

De igual forma, el candidato planteó que el tratamiento médico para las personas de cero a 17 años sea gratuito, así como el medicamento, sin importar el grado de complejidad de la enfermedad.

También propuso que a las madres solteras y mujeres cuidadoras de entre 18 y 64 años se les entreguen 5 mil pesos mensuales, como ayuda para que puedan mantenerse ellas y sus familias.

Fuente: El Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Lluvias

centered image