Temporada del chile en nogada en Puebla espera ventas de 5 millones de platillos


 Local

Sólo el 10% de 36,000 restaurantes en Puebla venden el exquisito platillo, por considerar que los ingredientes son caros y no todos pueden ofrecerlo en sus menús del día.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) de Puebla prevé una derrama económica de 1,600 millones de pesos por la temporada de chile en nogada, del cual se estima vender 5 millones de platillos.

Carlos Azomoza Alacio, presidente del organismo, comentó que las ventas son 20% más respecto a lo conseguido en el 2022, cuando igual se vendieron 4 millones de chiles en Puebla.

Destacó que los poblanos son quienes más consumen el platillo típico poblano, entre dos o tres, que oscila entre 400 promedio, pero que también atrae a turistas nacionales y extranjeros, quienes al menos comen uno.

Puntualizó que, de 36,000 restaurantes en Puebla, solo 10% venden ese platillo, por considerar que los ingredientes son caros y no todos pueden ofrecerlo en sus menús del día, ya que tienen un tipo de cliente con cierto nivel económico, el cual prefieren consumir en casa.

En esta temporada, se esperan más de 500,000 visitantes en la capital poblana, de acuerdo a las estimaciones del ayuntamiento de Puebla, sólo para consumir el chile en nogada, por lo que se hacen eventos culturales y turísticos.

Azomoza Alacio destacó que la materia prima como son la nuez de castilla, manzana panochera, granada y chile poblano es adquirida con productores locales, quienes en esta ocasión para la temporada se tuvieron un ligero incremento de los insumos, debido a la caída de ceniza que sirvió de abono.

Comentó que los restauranteros poblanos afiliados a la Canirac acordaron surtirse con los campesinos poblanos de la zona del volcán Popocatépetl como es Calpan y San Nicolás de los Ranchos, para generar economía local.

Indicó que ninguno recurrirá a la compra de chile chino, que es barato, porque no sacrifican calidad por precio, porque es lo que distingue a los restaurantes locales que participan en la oferta del platillo típico.

Fuente: El Economista

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Lluvias

centered image