Regidores de Puebla buscan evitar ambulantes cerca de la nueva central de autobuses


 Local

Con modificaciones al Código Reglamentario Municipal (Coremun), regidores del ayuntamiento de Puebla buscan evitar la instalación de ambulantes en inmediaciones del sitio donde se construirá la nueva central de autobuses de Puebla, al sur de la capital, sin embargo, la propuesta será analizada de forma integral para definir el proyecto de modificación.

Durante la sesión de los integrantes de la comisión de Seguridad, Justicia y Protección Civil, el regidor Fernando Sarur Hernández presentó una propuesta para modificar el artículo 640, que actualmente establece que no se podrán otorgar permisos para el comercio informal en la zona de monumentos, a fin de agregar que lo mismo ocurrirá en determinadas calles colindantes con la nueva central.

Entre las calles a enlistar se propuso la 119 Poniente, entre las avenidas 11 Sur y 9 A Sur; la 9 Sur entre 119 Poniente y calle de Los Pinos; calle de Los Pinos entre 11 Sur y 9B Sur y calle 9 F Sur, entre 119 y 117 Poniente, siendo la primera de las vialidades la que podría tener mayor interés de ocupación por parte de los ambulantes, debido a que el gobierno estatal contempla convertirla en un corredor de dos sentidos para facilitar la llegada de los usuarios de la central.

Sarur señaló que el objetivo de las modificaciones es prevenir que haya grupos de ambulantes que ganen espacios en las inmediaciones de la nueva central camionera, ya que el principal reglamento del municipio establecería que está prohibida su instalación y daría mayor margen de intervención a la autoridad responsable de evitarlo.

Añadió que las zonas aledañas a la Central de Autobuses de Puebla (CAPU) son el ejemplo de que el ambulantaje crece en las zonas donde hay alta afluencia de personas, de tal manera que se podría prevenir que el nuevo polo de movilidad en el sur de la ciudad registre el mismo problema a futuro.

A la presentación de la propuesta acudieron representantes de colonias y unidades habitacionales del Sur, como Agua Santa y San Bartolo, quienes urgieron al gobierno municipal a resolver de fondo el problema del comercio informal que ya se por si existe en la zona.

En el caso de Agua Santa señalaron que ya se instalan más de 450 ambulantes y sin duda buscarán aumentar en número cuando comience a funcionar la central de autobuses, pero al momento la Secretaría de Gobernación no ha intervenido para retirarlos, mientras que colonos de San Ramón recriminaron que el tianguis de los domingos es punto de venta de bebidas alcohólicas y productos de dudosa procedencia.

Debido a que regidores integrantes de la comisión consideraron que la propuesta necesita la opinión técnica de otras dependencias, como las Secretarías de Seguridad Ciudadana y Gobernación, por unanimidad avalaron dar un plazo de cinco días para que las áreas del gobierno municipal involucradas en el tema presenten sus propuestas al respecto.

Los cabildantes acordaron que cuando se hayan recopilado las opiniones se elaborará una propuesta integral, en la que también se tomarán en cuenta las consideraciones de los vecinos.

Fuente: El Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Lluvias

centered image