Avanza construcción del IPN en Chiapa

 

Raúl Torres Salmerón

Hace unos días, el 11 de abril, el Gobernador Sergio Salomón Céspedes y Arturo Reyes Sandoval, Director del Instituto Politécnico Nacional (IPN), hicieron un recorrido de supervisión de las obras donde se construye el nuevo Centro de Innovación e Integración de Tecnologías Avanzadas (CIITA) en Puebla.

Acompañados por Jesús Aquino Limón, Subsecretario de Infraestructura del Gobierno del Estado, visitaron el predio de Ciudad Modelo, en el Municipio de San José Chiapa, donde se iniciaron los trabajos desde el pasado 15 de enero.

Trabajadores afiliados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), apoyados de maquinaria pesada, continúan emparejando el predio, mojando la tierra para evitar polvaredas y armando las estructuras y han levantado 10 columnas de alambre y concreto, de 22 en total, colocadas en forma circular en medio de un predio de 62 mil metros cuadrados.

Estará rodeado de áreas verdes con cuatro laboratorios, aulas, centros de negocios, entre otros espacios. Para esta obra el IPN se ahorrará 400 millones de pesos, ya que es el monto de la inversión que aportó el gobierno poblano, quien donó el terreno y se encargará de la construcción y equipamiento del inmueble.

El proyecto del IPN tiene un enfoque social, pues promoverá el establecimiento de modelos de cooperativismo para la unificación de productores, lo que permitirá disminuir las brechas de desigualdad.

Con el CIITA los poblanos tendrán una herramienta que ayude a aprovechar de mejor manera las capacidades productivas de los sectores automotriz, agroindustrial como el mezcal y café, así como el textil, entre otros, a través de la transferencia del conocimiento. En enero de este año se inició la obra y será concluida a fines de 2024.

Actualmente el IPN cubre el 72 por ciento del territorio nacional y Puebla se convierte en una de las 24 entidades federativas que cuentan con instalaciones de la institución.

ANTORCHA: CRIMEN NO RESUELTO

Con marchas, mítines y cadenas humanas en distintos estados del país, el Movimiento Antorchista (MA), exigió justicia para los líderes antorchistas y su hijo que fueron asesinados el 14 de abril en Chilpancingo, Guerrero.

El líder del MA en Puebla, Juan Manuel Celis Aguirre, manifestó el 10 de abril que a un año del asesinato de Conrado Hernández, Mercedes Martínez y su hijo de seis años Vladimir Hernández Martínez, no se ha esclarecido este crimen.

También sostuvo que aunque la dirigencia antorchista ha establecido reuniones con el Gobierno del Estado de Guerrero y con la Fiscalía General del Estado, quienes aseguraron que se haría justicia inmediatamente para esclarecer este crimen, solamente han atrasado el procedimiento diciendo que ya “casi damos con los asesinos”.

Ante los nulos resultados de las autoridades estatales y federales para esclarecer este crimen, Juan Celis anunció que realizaron distintas manifestaciones en varios puntos del país. El día viernes 12 de abril realizaron cadenas humanas en las capitales de todos los estados, además de una manifestación de 5 mil antorchistas afuera del Palacio Nacional para que el presidente Andrés Manuel López Obrador atienda y resuelva este caso.

En la Ciudad de México, el 12 de abril, en las afueras de Palacio Nacional, Homero Aguirre Enríquez, Vocero del MA, ante una representación de antorchistas del Estado de México y de la Ciudad de México que acudieron para exigir la intervención del Gobierno Federal en el esclarecimiento del asesinato de los líderes antorchistas, comentó que están luchando para que el asesinato no se vuelva una cosa normal.

Acompañado de los dirigentes antorchistas en la Ciudad de México y Estado de México, Gloria Brito Nájera y Brasil Acosta Peña, respectivamente, Homero Enríquez, fue recibidos por el Subsecretario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Luis Rodríguez Bucio, quien nuevamente prometió reuniones para avanzar en la investigación.

En Puebla Capital, el 13 de abril, 500 personas realizaron la cadena humana y una manifestación pacífica en el zócalo, para exigir justicia por el asesinato.

Aseguraron que ya ha pasado un año de este lamentable hecho, pero el gobierno de Guerrero, la Fiscalía General y el Presidente Andrés Manuel López Obrador, no han dado respuestas favorables para capturar a los asesinos.

Además, resaltaron que este caso lamentablemente no es el único, pues la inseguridad y violencia que azotan al pueblo guerrerense, ha ocasionado que una ingobernabilidad en todo Guerrero donde los ciudadanos han sido los principales afectados.

A la par de la manifestación en la capital mexicana, más de 2 mil antorchistas del centro sur del país realizaron cadenas humanas en las capitales de Guerrero, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz, donde hubo muestras de solidaridad con los familiares y amigos de las víctimas.

Este domingo 14 de abril, en Chilpancingo, 3 mil militantes del Movimiento Antorchista protestaron por el crimen. El orador, Homero Aguirre, denunció que la violencia que se ha desatado en Guerrero y México es muy grave y clama por un cambio profundo y verdadero.

Los cambios sociales, cuando son profundos y nacen de la necesidad histórica, no pueden ser detenidos nunca, a pesar de las intenciones y acciones para descabezar y generar terror. Sólo el pueblo organizado y educado terminará con la violencia y los asesinatos, aseguró.

Además, remarcó que esta impunidad se une a las cerca de mil 200 carpetas de homicidio doloso abiertas en 2023 en el Estado, de las cuales no se ha resuelto ni una sola.

Señaló que en México tenemos muchos pobres, mucha gente enferma, la educación es mala, la medicina pública es pésima, la economía no crece al ritmo que se requiere y eso alimenta más la pobreza y la marginación. La violencia campea a sus anchas en ese caldo de cultivo que los gobiernos dejan crecer mientras engañan a los pueblos con dádivas insignificantes.

Por su parte, Adelina Martínez, hermana de Mercedes y también dirigente antorchista, dijo que este año de impunidad ha demostrado la vulnerabilidad en la que se encuentra la ciudadanía y la incapacidad del gobierno morenista de un estado en el que la ausencia de autoridad se vive a diario.

Este acto de protesta fue la continuidad de una serie de actividades que Antorcha realizó durante una semana como las cadenas humanas de protesta en Puebla, Oaxaca, Guerrero, Tlaxcala y Veracruz; conferencias de prensa, en todo el país, para denunciar impunidad en la entidad sureña y el mitin político en Palacio Nacional, durante la conferencia mañanera del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de quien se sigue esperando justicia y que detenga la ola de crímenes en México y Guerrero.

Más de mil 500 antorchistas poblanos acudieron a la ciudad de Chilpancingo, Guerrero, para unirse a la protesta nacional por el asesinato de dos líderes antorchistas y su hijo el 12 de abril de 2023, para quienes aún no hay justicia.

Conrado Hernández era un auténtico líder del pueblo guerrerense, preocupado por mejorar las condiciones de vida del pueblo; su esposa Mercedes Martínez era una maestra con su trabajo estaba centrado en darle una buena educación al pueblo de Guerrero; Vladimir Hernández Martínez, era un niño de 6 años con toda una vida por delante.

En fin, como dice la copla flamenca:

A las muchas penas,

las copas llenas,

y a las penas pocas

llenas las copas.

raultorress@hotmail.com

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Lluvias

centered image