Morena y sus aliados aseguran el gobierno del 77.3% de la población en Puebla


Política

Morena y sus aliados gobernarán el 77.3% de la población en Puebla, abarcando más de 5 millones de habitantes, tras obtener la victoria en 131 municipios, incluida la capital poblana, según datos preliminares. En contraste, la oposición solo administrará el 19.3% de la población, compuesta por poco más de un millón de personas. Estos resultados confirman un aumento significativo en el poder territorial del partido oficialista en la entidad poblana, que consolidó su presencia en numerosas demarcaciones de alto y bajo perfil poblacional.

Por otro lado, se destaca que el avance de Morena se traduce en la pérdida de espacios para la oposición, que logró mantener el control solo en municipios con menor número de habitantes, mientras que el oficialismo se adjudicó la mayoría de las localidades con mayor densidad poblacional, incluidos aquellos que cuentan con más de 100 mil residentes. Esta polarización territorial refleja un cambio significativo en la distribución del poder local en Puebla, con un claro dominio de Morena y sus aliados en las áreas urbanas más importantes del estado.

Además, la victoria de Morena en municipios clave como Puebla, Tehuacán y San Martín Texmelucan, entre otros, demuestra su fortaleza en las zonas urbanas más significativas, consolidando su posición como fuerza política dominante en el ámbito local. Este triunfo se suma a los logros obtenidos en la jornada electoral, donde el partido oficialista también se aseguró la mayoría en el Congreso local y obtuvo importantes victorias en gubernaturas y diputaciones federales.

En cuanto a los partidos en riesgo de perder su registro, se destaca la situación del PRD, PSI, Nueva Alianza y Fuerza por México, quienes no alcanzaron el tres por ciento de la votación requerida por la legislación local. Esta situación plantea un escenario incierto para dichas organizaciones políticas, que podrían enfrentar la pérdida de su registro y, por ende, un replanteamiento de su futuro político en la entidad.

En resumen, los resultados electorales en Puebla reflejan un claro panorama de dominio por parte de Morena y sus aliados, quienes consolidan su posición como fuerza política predominante en la entidad, mientras que la oposición enfrenta el desafío de mantener su relevancia en un contexto de cambio político y territorial significativo.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Lluvias

centered image