Renuncian los responsables de dos áreas clave en el INE


 Nacional

El Instituto Nacional Electoral (INE) sumó dos renuncias más de las cabezas de dos áreas: la Unidad Técnica de Servicios de Informática y la Dirección Ejecutiva del Servicio Profesional Electoral Nacional (DESPEN).

El área de Servicios de Informática estaba coordinada por Jorge Humberto Torres desde 2014, quien contaba con más de 20 años laborando en el Instituto.

La unidad se encarga de administrar la red nacional de informática del Instituto, que interconecta sus oficinas a nivel nacional para la transmisión de voz, datos y video.

También se encarga de diversas tareas del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), como proponer, implementar y operar sus mecanismos e infraestructura a nivel federal.

Entre otras atribuciones en el PREP están desarrollar y operar los sistemas informáticos para la captura, validación, transmisión, recepción, consolidación y difusión de los resultados electorales preliminares, así como el establecimiento de mecanismos de seguridad necesarios a efecto de garantizar la disponibilidad, integridad y confidencialidad del PREP.

La encargada de despacho de la DESPEN, Carmen Gloria Pumarino, también habría presentado su renuncia a dicha área, encargada del ingreso, selección, capacitación, profesionalización, promoción, rotación, evaluación y permanencia de los integrantes del servicio profesional electoral.

Pumarino Bravo ingresó al INE en 2019 como asesora electoral y un año más tarde, asumió la cabeza de la Dirección de Profesionalización. Y en 2023, tras la renuncia masiva de titularidades en el INE, entró en funciones como encargada de despacho de la DESPEN.

La consejera presidenta, Guadalupe Taddei, puede nombrar a los encargados de despacho de las áreas, en tanto hace propuestas para las personas titulares, que deberán tener el respaldo de al menos ocho consejerías para su nombramiento.

Las renuncias ocurren en medio de la inconformidad de un bloque de consejerías por la falta de nombramientos en algunas áreas, que han funcionado con interinos desde la renovación de la presidencia del órgano electoral en abril pasado.

Al respecto, el INE mediante su dirección de Comunicación Social, afirmó que el PREP y la operación de los sistemas informáticos para el Proceso Electoral Federal 2023-2024 están totalmente garantizados, tanto en la Unidad Técnica de Servicios de Informática, como en otras áreas del Instituto que manejan estos sistemas.

Puntualizó que aproximadamente entre 600 a 700 empleados contratados en el INE dan soporte a nivel central a los diversos servicios y sistemas informáticos.

Fuente: El Universal

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Lluvias

centered image